Usted está aquí

Cómo reconocer el elemento que falta en la nutrición de su cultivo

En el artículo anterior de nuestro blog explicamos qué aspectos debe vigilar en general para evitar deficiencias en la nutrición de sus plantas.

En este artículo le ofrecemos un resumen de los síntomas derivados de un déficit de un elemento nutricional específico. Vamos a enumerarlos uno a uno; así podrá averiguar rápidamente cómo restaurar el equilibrio en su cultivo.

Estos son los síntomas típicos asociados con los nutrientes básicos:

Nitrógeno

  • Amarilleamiento general de toda la hoja, incluidas las venas.  Las hojas más viejas son las primeras en ponerse amarillas, pero la carencia de nitrógeno causa rápidamente un amarilleamiento generalizado.
  • Al principio no hay necrosis ni deformación de las hojas o los tallos.
  • Ocurre especialmente en suelos arenosos ligeros, sobre todo después de lluvias intensas que causan una fuerte lixiviación y en caso de una fertilización de nitrógeno limitada. Los suelos con bajo contenido de materia orgánica son más propensos a este déficit.
  • Retardo general del crecimiento.
  • En ocasiones aparecen patrones especiales en el campo. Son consecuencia de una distribución no homogénea de la fertilización de nitrógeno: las hileras superpuestas presentan menos deficiencias porque reciben una dosis mayor de fertilización de nitrógeno.
  • En el caso del maíz, hay un síntoma muy específico: se forma un triángulo amarillo en la punta de la hoja. La base de las hojas se mantiene verde.

stikstofgebrek.jpg

Fósforo

  • El síntoma más característico de una carencia de fósforo es sin duda una decoloración rojiza/purpúrea (morado) de las hojas más viejas y, normalmente, también de las venas.
  • No suele producirse necrosis, excepto en déficits graves.
  • Aparece principalmente en primavera con tiempo frío. Debido al tiempo frío, la actividad de las raíces aún es limitada.
  • La carencia de fósforo se observa también con frecuencia en plantas más jóvenes con un sistema radicular más pequeño.
  • Retardo general del crecimiento.
  • Mal desarrollo de las raíces.
  • Plantas más pequeñas.
  • Es más común en suelos arcillosos pesados, especialmente si el pH es alto.

Fosforgebrek.jpg

Azufre

  • Amarilleamiento general del tejido foliar y de las venas; suele producirse primero en las partes más jóvenes de la planta y posteriormente en la planta entera.
  • Al principio no se observa ni necrosis ni deformación de las hojas o los tallos.
  • Se produce especialmente en suelos arenosos ligeros. El azufre es arrastrado rápidamente en caso de precipitaciones muy intensas.
  • Retardo general del crecimiento.
  • Esta carencia  no debe confundirse con la carencia  de nitrógeno; a menudo los síntomas son los mismos. La carencia  de nitrógeno es más frecuente. En cualquier caso, compruebe si sus fertilizantes contienen azufre en alguna forma o no.
  • La carencia de  azufre es menos frecuente, pero últimamente ocurre cada vez con más frecuencia debido a la reducción del suministro de azufre con las precipitaciones. Los combustibles «más limpios» producen menos emisiones de azufre. En consecuencia, hay una menor cantidad de azufre en la lluvia.

 

Potasio

  • El primer síntoma de una deficiencia  de potasio y el más reconocible es la necrosis del borde de las hojas en las hojas más viejas.
  • Puede estar acompañado de amarilleamiento. El amarilleamiento también empezará en los bordes de las hojas más viejas y luego proseguirá hacia el centro de la hoja, seguido de la típica necrosis del borde de las hojas.
  • En ocasiones, el borde de la hoja no se ve afectado y la necrosis no comienza en el borde sino en la parte interior de la hoja, entre las venas.
  • La carencia de potasio afecta a la calidad de los frutos. A los frutos les cuesta más adquirir color y alcanzan un menor tamaño.
  • En las viñas y las uvas de mesa se pueden reconocer los síntomas mencionados, pero también hay algunos síntomas típicos según la variedad:
    • Variedades blancas: un aspecto broncíneo/metálico en las hojas más viejas antes de que aparezca la necrosis.
    • Variedades tintas: color rojizo en el borde de la hoja que se extiende hacia el interior antes de que aparezca la necrosis.
  • La carencia de potasio es más común en los cultivos que tienen una carga importante de frutos.

Kaliumgebrek.jpg

Calcio

  • Los meristemos apicales se deforman y mueren sin ningún síntoma evidente en las hojas más viejas.
  • La parte superior del tallo y la yema floral pueden doblarse.
  • Hojas pequeñas y deformadas en la punta.
  • Hojas de un verde anormalmente oscuro.
  • Caída prematura de flores y frutos.
  • Si la planta empieza a crecer de nuevo tras un periodo de déficit, las hojas que se estaban desarrollando en el momento del déficit presentan a menudo una deformación/desecación típica o borde blanco. Este síntoma se conoce como «tip burn» o puntas quemadas y es común en la lechuga y las fresas.
  • Oscurecimiento del interior de un tallo/cabeza, alrededor del punto de crecimiento, como en el apio (corazón negro).
  • Los frutos también pueden mostrar síntomas típicos como la mancha amarga («bitter pit») en la manzana o la podredumbre apical o «peseta» («blossom end rot») en pimientos y tomates.
  • Por lo general, notará que la duración de almacenamiento de los frutos es menor.
  • Las carencias  suelen coincidir con condiciones meteorológicas que interrumpen e impiden la absorción de calcio. En condiciones oscuras, frías y húmedas se reduce la evapotranspiración de la planta y, por tanto, la absorción de calcio.

Calciumgebrek.jpg

Magnesio

  • Amarilleamiento del tejido foliar. Las venas se mantienen verdes.
    • En las dicotiledóneas también se mantiene verde una franja alrededor de las venas principales. Este es un síntoma muy característico de la carencia  de magnesio. El patrón de las venas verdes no es siempre muy fino. En ocasiones, el amarilleamiento evoluciona desde el borde hacia el centro de la hoja, y otras veces el borde también se mantiene verde y solo amarillea el tejido foliar en la parte interior de la hoja.

El amarilleamiento ocurre primero en las hojas más viejas.

  • En el caso de las monocotiledóneas (cereales), también se produce amarilleamiento entre las venas. Entonces aparece un patrón de líneas. Como estas hojas son más finas, las venas no presentan un borde verde.
  • En todas las plantas, el amarilleamiento se convierte con relativa rapidez en necrosis. Esta aparece primero en los mismos lugares donde se produjo el amarilleamiento.
  • En los cereales, el amarilleamiento también se convierte rápidamente en necrosis entre las venas que se mantienen verdes. La necrosis también se desarrolla primero en el borde y avanza hacia el centro de la hoja (no debe confundirse con el déficit de manganeso en cereales: en este caso, la necrosis se produce con mucha menos rapidez).
  • Caída prematura de hojas de las hojas afectadas.
  • En ocasiones, la decoloración puede ser de color parduzco en lugar de amarilla.
  • Ocurre principalmente en suelos arenosos ligeros, sobre todo después de lluvias intensas, porque el equilibrio de Gibbs-Donnan favorece la absorbción de potasio del suelo. En consecuencia, la planta absorbe menos magnesio.

magnesiumgebrek.jpg

Boro

  • La carencia  de boro afecta a los meristemos apicales (punto de crecimiento). En ocasiones mueren completamente y los brotes laterales empiezan a crecer, creando un efecto de escoba.
  • Los meristemos afectados tienen entrenudos más cortos que normalmente son mucho más gruesos, con hojas pequeñas y deformadas en la punta.
  • Enanismo general debido a los entrenudos más cortos.
  • A menudo se observan fisuras y desgarros en los tallos.
  • Pobre formación de flores, con flores más pequeñas y deformadas.
  • Pobre fertilidad, que provoca un menor número de semillas en los frutos.
  • A menudo los frutos están deformados y pueden tener también fisuras acorchadas o manchas.
  • Puede producirse necrosis en las hojas más viejas.
  •  Decoloración interna (parduzca) y formación de tejido acorchado en los frutos y tallos, o formación de tallos huecos.
  • Remolacha azucarera: el típico «mal de corazón» («heart rot»): el punto de crecimiento se pudre y muere completamente. Esto crea una cavidad en el centro en la parte superior de la remolacha.

Boorgebrek.jpg

Molibdeno

  • El molibdeno es responsable para el procesamiento del nitrógeno en la planta. Por ello, muchos de los síntomas de una deficiencia  de molibdeno son similares a los de una deficiencia  de nitrógeno.

Sin molibdeno, la planta no puede utilizar y procesar el nitrógeno. Este sucede especialmente con las legumbres, que necesitan más molibdeno en sus nódulos para fijar el nitrógeno del aire.

  • Plantas más pequeñas con un color verde pálido. La decoloración puede convertirse en amarilleamiento, primero en los bordes y luego entre las venas principales.
  • Además, también hay síntomas típicos de una carenciade molibdeno en crucíferas y cucurbitáceas.
    • El disco de la hoja desparece casi por completo y solo queda la vena principal con pequeños trozos del disco de la hoja. Además, la vena principal suele estar rizada («hojas de rabo»).
    • Las hojas se quedan más pequeñas y en ocasiones adoptan forma de cuchara: borde rizado y vena principal curvada.

molybdeengebrek.jpg

Cobre

  • Los síntomas de una carencia de cobre se conocen sobre todo en los cereales, ya que son muy sensibles a él.
  • Decoloración blanca en las puntas de las hojas más jóvenes, que se enroscan como un sacacorchos. Puede necrotizarse en una etapa posterior.
  • Las hojas más jóvenes tienen dificultades para desplegarse.
  • A las espigas les cuesta salir de la vaina y contienen menos semillas: espigas vacías.
  • En el caso del maíz, las hojas más jóvenes pierden turgencia, se marchitan y se mantienen adheridas entre sí en la parte superior formando un bucle.
  • El extremo de las ramas se vuelve parduzco y se dobla.
  • Las hojas más jóvenes se enroscan y se marchitan. Necrosis de los puntos de crecimiento más jóvenes y de los bordes de las hojas más jóvenes. Aunque las hojas más viejas no se ven afectadas, las más jóvenes tienen a veces un color verde azulado oscuro o verde grisáceo.

kopergebrek.jpg

Hierro

  • La carencia  de hierro o «clorosis férrica» es quizá la deficiencia que mejor se conoce.
  • El amarilleamiento comienza claramente en las hojas más jóvenes de formación más reciente, mientras que las más viejas se mantienen verdes inicialmente.
  • Normalmente, el amarilleamiento se produce primero entre las venas. Las venas se mantienen verdes y crean un patrón verde en las hojas mientras el tejido foliar está amarillo.
  • En las carencias  más graves, esta distinción no es siempre tan clara y las hojas más jóvenes se vuelven enseguida casi totalmente amarillas.
  • El amarilleamiento pasa con bastante rapidez de las hojas más jóvenes a las hojas de edad intermedia y a las más viejas.
  • En una etapa posterior puede producirse necrosis, que normalmente comienza en el borde de la hoja y luego avanza a la hoja entera. Entonces, las hojas se caen.
  • En las vides y los árboles frutales, a veces se observa que hay unas ramas más afectadas que otras, que se mantienen claramente más verdes.

Ijzergebrek.jpg

Manganeso

  • La carencia de manganeso se asemeja en ocasiones al de hierro: clorosis entre las venas que deja una nítida red verde en las hojas.
  • La gran diferencia con la clorosis férrica es que los primeros síntomas no aparecen específicamente en las hojas más jóvenes, sino en hojas recientes pero totalmente desarrolladas (hojas de edad intermedia).

Más adelante, se produce también en las hojas más jóvenes y más viejas.

  • Esta carencia  siempre deja una red acusada de venas verdes. En ocasiones es mucho más clara que con  la carencia de hierro. Parece realmente un mosaico de manchas amarillentas o verde claro.
  • Además, estos síntomas evolucionan con menor rapidez hacia amarilleamiento total y necrosis.
  • A veces se confunde con una carencia  de magnesio. Las diferencias más claras entre ambas deficiencias son:
    • Las venas mantienen una franja verde mucho más fina (también las venas más pequeñas) en el caso de una carencia de manganeso.
    • Con una carencia  de magnesio se mantiene verde una franja mucho más ancha alrededor de las venas, y las venas más delgadas también se ponen amarillas.
  • En el campo pueden observarse también patrones específicos. ¿Cómo se explica esto? La disponibilidad del manganeso es mayor en los suelos más reducidos, por ejemplo
  • En suelos más compactos debido a las ruedas de la maquinaria pesada en los campos.
  • O en lugares donde se acumula el agua.

En estos lugares es posible que la carencia sea menos acentuado y, por tanto, el cultivo esté más verde. De ahí los patrones específicos en el campo.

  • En las patatas observamos síntomas muy típicos de la carencia  de manganeso:
    • En las hojas de edad intermedia aparecen pequeñas manchas necróticas de color negro.
    • Normalmente, estas hojas tienen un color verde ligeramente más claro.

mangaangebrek.jpg

Zinc

  • Puede reconocer la carencia  de cinc, entre otras cosas, por el enanismo, debido a los entrenudos más cortos.
  • Hojas más pequeñas, más delgadas y más estrechas en el extremo de las ramas o en los brotes jóvenes.

Estas hojas más pequeñas no están realmente deformadas, solo son más delgadas: «síndrome de la hoja pequeña».

  • En ocasiones, formación de cúmulos y rosetas de muchas hojas pequeñas que se mantienen juntas debido a los entrenudos más cortos: «roseteado».

Estas hojas tienen un color entre verde claro y amarillo.

  • En árboles frutales y otros arbustos observamos con frecuencia una posición de hojas característica: en el extremo de las ramas hay muchas hojas relativamente próximas entre sí, debajo hay una parte del tallo sin ninguna hoja y más abajo, en el mismo tallo, una posición de hojas normal.
  • En el maíz observamos en primer lugar un crecimiento enano (con hojas que se mantienen juntas entre sí). A ambos lados de la vena principal, especialmente en las hojas más jóvenes, se forman 2 franjas anchas de color entre verde pálido y blanco (sobre las venas y sobre el tejido foliar), mientras que los bordes de la hoja se mantienen más verdes.
  • En los cítricos, síntomas de hojas pequeñas y entrenudos más cortos así como manchas amarillas amorfas, pero dejando verdes las venas principales. El patrón es ligeramente irregular y asimétrico.

zinkgebrek.jpg