Usted está aquí

Alfalfa

Sensibilidad moderada a alta a las deficiencias de: B, Mo
Sensibilidad baja a moderada a las deficiencias de: Mg, Cu, Mn, Zn
(la sensibilidad a las deficiencias de estos nutrientes puede variar en función de la variedad)

Alfalfa tiene solamente por su propia naturaleza y por el hecho que se siega varias veces al año necesidades nutricionales bastante elevadas. Por eso es necesario de asegurar que las condiciones del suelo son óptimas. El pH del suelo idealmente esta alrededor de 6 y 6,5 pero también es necesario de verificar las concentraciones de los elementos fósforo, potasio, calcio y magnesio y corregirlas antes de la siembra en el caso que sea necesario. 

Nitrógeno, potasio
Los años posteriores aplicaciones de mantenimiento de sobre todo potasio son recomendadas para mantener el equilibrio y la fertilidad del suelo.
Alfalfa es una leguminosa y tiene la capacidad de fijar el nitrógeno del aire. Solamente al inicio del ciclo justo después de la siembra, cuando las plantas juveniles todavía no tienen nódulos en los raíces, una aplicación “starter” de nitrógeno puede ser necesario.

Fósforo, boro, molibdeno
Otros elementos importantes para asegurar una buena implantación del cultivo son fósforo (P), boro (B) y molibdeno (Mo). Fósforo y Boro aseguran un buen desarrollo de la sistema radicular y el molibdeno es necesario para la fijación del Nitrógeno en los nódulos.

Landamine BMo
Landamine BMo permite de suministrar al cultivo los tres elementos en una sola aplicación. La combinación de estos tres elementos asegura la formación de un sistema radicular extenso aumentando así la capacidad de absorción de nutrientes del suelo y al mismo momento el potencial productiva del cultivo. Un buen sistema radicular mejora también la resistencia a la sequía.
Recomendamos de aplicar el Landamine BMo después cada siega para mejorar la nueva brotación y la recuperación de la planta. El primer año y el primer tratamiento de los años consecutivos es aconsejable de aplicar una dosis un poco más alta de Landamine BMo para asegurar la formación del sistema radicular. El boro en este producto aumenta el pesor de los tallos y de esta forma aumenta la producción de la materia seca.

Zinc
Alfalfa es también sensible a las carencias de zinc. En suelos pobres y alcalinos el riesgo de carencia de zinc es bastante alto. Concentraciones altas de fósforo en el suelo reduce aun más la disponibilidad de este elemento. En caso de carencia recomendamos una o dos aplicaciones con Chelal Zn por año.

programa alfalfa
 

Aprender sobre otras culturas